Yin Yoga

¿Qué es el Yin Yoga? 

yin

El Yin Yoga es el complemento de otras practicas de yoga como Ashtanga, Vinyasa o Power yoga, por nombrar algunas. En este tipo de practicas se trabaja con los tejidos musculares, la sangre y la piel (Yang). El Yin Yoga, por su parte, se enfoca en el estímulo de los tejidos más profundos o tejidos conectivos del cuerpo, que son los que están alrededor de las articulaciones: los ligamentos y los tendones, además de la fascia y los huesos. Si queremos mantener, o recobrar, un estado optimo de salud, debemos ejercitar absolutamente todos los tejidos de nuestro cuerpo (tanto los tejidos Yang como lo tejidos Yin).

Yin Yoga es sinónimo de salud y vitalidad. En este tipo de practica el corazón y los demás órganos internos se fortalecen, la circulación de la energía se activa, se estimulan los meridianos y los chakras. Por lo tanto, el Yin Yoga aborda aspectos más sutiles, lo cual no quiere decir que esta practica sea más sencilla o mas fácil que otras. Es una practica multinivel que se realiza de manera más pausada, en la cual se permanece en la postura por un periodo de 5 minutos aproximadamente.

Así el esfuerzo interno, contrario al esfuerzo muscular que se realiza en otros tipos de yoga, activa la energía de forma directa y propicia su flujo hacia todos los órganos. Mediante el Yin Yoga cultivamos la ecuanimidad y un estado mental en el que predomina la paz y la tranquilidad.

Al mismo tiempo, contiene la clave de la longevidad (que no es más que llegar a la vejez en un estado optimo de salud): la flexibilidad. El Yin Yoga busca flexibilizar los tejidos más profundos del cuerpo, aquellos de los que no se ocupa una practica de Yoga Yang. Dichos tejidos conforman la fascia.

Fascia significa banda o empaque en latín. Es el tejido que conecta y soporta, nuestros músculos, órganos, huesos, tendones, ligamentos y otras estructuras. Es el que separa y conecta las partes del cuerpo equitativamente. Está compuesta por nervios y funciona como capa de protección y de conciencia corporal. Ahora bien ¿Por qué la fascia requiere atención especial?

Muchos factores de la vida diaria como la mala postura, la tensión inducida por el estrés, el movimiento limitado, las lesiones y la deshidratación, causan adhesiones entre estos tejidos, limitando el rango de movimiento en los músculos (el 30 por ciento de lo que llamamos músculo es fascia) y articulaciones. Por eso, se requiere algo más que una típica practica de Vinyasa Flow.

yin2

Una clase de Yin Yoga ejerce un estímulo directo a los tejidos conectivos, y cuando este cesa, los tejidos se alargan y se fortalecerse más, incentivando al mismo tiempo el flujo de energía que entra y sale de los meridianos.

Los meridianos son canales a través de los cuales la energía se distribuye por todos los órganos. El recorrido que sigue la respiración consciente en las posturas Yin, hace que el líquido cristalino que compone el tejido conectivo se mueva y cree el impulso bio-electronico (energía) que se distribuye a nivel interno y externo del organismo. El Yin Yoga también puede verse como una manera diferente de profundizar la mente, en nuestro estado interior y sirve para entrar en instantes meditativos durante y después de las posturas.

La invitación queda abierta a todos aquellos interesados en explorar más en la profundidad del ser. Tanto si estás iniciándote el en yoga, o quieras adoptar el Yin Yoga como complemento de tu práctica, eres bienvenido Todos los martes a las 7:30pm en 108 Yoga. Lleva un buzo y una toalla mediana.