Huminds

HUMINDS: Smokers Area & Guerrero

La precisión de los kicks, los tiempos en las melodías, los ritmos atmosféricos, los breakdowns y los efectos sutiles para marcar transiciones imperceptibles, componen el estilo enérgico y uplifting de este dúo conformado por Steve Vélez y Leo Guerrero. La producción de Smokers Area & Guerrero se caracteriza por ser ecléctica. Por eso la gente, en su constante ansiedad por clasificar la música en géneros, se pregunta si realmente es trance. Sí, es trance, pero también es uplifting, progressive, house, tech-house, ambient y muchas otras cosas, me explican los productores. Sentados lado a lado en el estudio donde deconstruyen sonidos y crean su música (Unísono-MusicLab), hablamos de sus inicios y del nuevo proyecto que aquí se presenta.

Desde hace ya varios, Vélez y Guerrero se han enfocado en la búsqueda de un estilo propio, un sonido que los identifique como los artistas que hoy son; para esto han recurrido a una gran variedad de elementos y estilos. Resultaría entonces imposible tratar de poner en palabras cómo es su música. Sólo podemos decir que es el producto de las experiencias compartidas a través de los años, de dos cerebros unidos en una búsqueda creativa insaciable. El sonido impecable y la maestría en la técnica de estos DJs y productores es algo que salta al oído de inmediato una vez que inician sus sets, y que sin duda alguna sumergen a los oyentes en un estado placentero.

Ambos comenzaron en el mundo de la música electrónica alrededor del 2004, pero tenían proyectos separados. Fue en el 2008 que se conocieron en un local en la diez, en Medellín, y comenzaron a hablar de música. Al darse cuenta de los gustos similares, decidieron hacer un track juntos con la meta de sacarlo en un label. El track se llamó Opposing Emotions. ¨Cuando eso nos faltaba mucho técnicamente, sin embargo quedó bien y salió en un sello llamado Couture Records¨, dicen con entusiasmo.

A partir de ese momento decidieron continuar trabajando juntos y fusionar los dos nombres que tenían. ¨De por sí ya sabíamos que los otros proyectos individuales no iban a dar resultado a largo plazo¨, me confiesan. Es evidente que ambos encajan como las piezas de un lego cuando se les escucha tocar, en sus Dj sets es como si cada uno leyera la mente del otro. Siempre preparan la selección musical con antelación, pero durante sus presentaciones se nota la enorme capacidad de improvisación; cada uno toma su turno y se alternan para mezclar la música de acuerdo a la disposición que observan en el público, dependiendo de la hora y teniendo en cuenta el DJ que viene antes y el que les sigue. Ahí se pone de manifiesto el profesionalismo de Smokers Area & Guerrero.

¨Para un Dj set, hemos ido aprendiendo a lo largo de nuestra experiencia, cuáles son las herramientas que necesitamos en determinado momento. Armamos la música de acuerdo a lo que pensamos que nos va a servir para dos o tres horas, pero también estamos listos por si el set se extiende, nos ha pasado que podemos estar tocando toda la noche. Tratamos de mantener la mente enfocada en el momento presente para saber lo que la gente quiere en el transcurso de la fiesta¨.  

¨Cuando el toque se extiende ya no hay plan, ahí entra el corazón¨, me explican. Mientras Leo mezcla, Steve selecciona lo que va a poner y viceversa, pero sin salirse de su línea, de ese estilo singular que los caracteriza.

¨Valoramos mucho la profesión del DJ. Siempre tenemos un plan de la A a la Z, por ejemplo, pero si nos ponen a tocar dos horas o toda la noche, también tenemos la música que producimos, eso nos da mayores posibilidades de variar y por ende hacer que la gente continúe animada¨. Quizás sea esa maleabilidad lo que más llama la atención y lo que le da ese carácter personal a su música. Sin embargo, he podido constatar, conociéndolos personalmente, que la calidad musical proviene de horas de estudio y de experimentación contínua. Poco a poco sus trabajos han ido dejando una huella indeleble entre sus seguidores.

Algunas cosas les funcionan mejor en algún momento de la noche, otras no, pero de eso se trata la labor del DJ, que ellos llevan a cabo bastante bien. Me da curiosidad acerca de cómo es el proceso de producción de un dúo, siempre me ha parecido que lo más difícil es trabajar con otra persona, el hecho de dividir y a la vez compartir el trabajo. Entonces les pregunto. ¨Leo siempre ha tenido la parte más uplifting y yo la parte más oscura¨, dice Steve. ¨Pero lo más importante es lograr entenderse mutuamente y entender de qué manera surgen las ideas en cada una de nuestras mentes, son distintas aunque nuestros gustos sean similares; es por eso que a la hora de producir es imposible comenzar juntos porque eso limitaría la capacidad creativa, entonces siempre empieza Leo o empiezo yo. Empezamos a trabajar con alguna de esas ideas y luego añadimos más, nunca empezamos con el lienzo en blanco los dos, cada uno va trabajando por separado de acuerdo a su creatividad y luego unimos lo que tenemos¨.

Así como el estilo es difícil de definir, también lo es hablar de algo específico que los inspire. ¨Nosotros cogemos un poco de todo, ambos escuchamos desde progressive hasta psytrance y música experimental, no tratamos de parecernos a otros artistas, dejamos fluir la creatividad y en la parte técnica nos preocupamos para que los tracks sean limpios¨.

Leo me cuenta que a él si le gusta sentarse y forzarme a producir en muchas ocasiones, porque así afloran los sentimientos en un momento determinado, sea de tristeza o de alegría, ¨lo que sea que salga de adentro¨, dice. ¨Pero existen muchos tipos de inspiración, escuchar diferentes tipos de música por ejemplo; de una idea pequeña puede desarrollarse algo grande…¨

¨Existen DJs que no son productores, eso está bien, pero para nosotros el hecho de uno hacer un DJ set y entender de donde provienen los sonidos, las combinaciones de los mismos, es muy importante; llega un punto en el que las dos cosas se complementan¨.

Su música ha evolucionado durante los últimos años porque sus ideas ahora convergen más, han llegado a una especie de consenso, que es lo más difícil para evolucionar en el arte, pero evolucionar en el sentido de llegar a un sonido propio. Una vez que entendieron realmente cómo funciona lo que hacen, se dieron cuenta de que a veces necesitaban encontrarse más musicalmente a la hora de tocar. En la producción notan que ahora el sonido es mucho más maduro, no solo en cuanto a técnica sino en los sonidos originales.

¨Uno nunca termina de aprender, lo más difícil es lograr un sonido peculiar dentro de todas las posibilidades sonoras de la música electrónica de hoy. Hay tanto trance, tanto techno, tanto house… No queremos dejar llevarnos por las tendencias comerciales y eso lo da los años de trabajo¨.

Este dúo fantástico también tiene un proyecto que habían mantenido en secreto; fue en el mes de junio del 2017 que deciden sacarlo a luz pública. Se trata de Huminds, un proyecto que surge como manera de escape a lo que venían haciendo. Querían variar, no querían que su música se transformara en la típica fórmula de 134, 136, 138 BPM, que el kick o el bass fueran de una manera específica o que algún track no lo pudieran poner porque no iba acorde con el género. Nació con la intención de salirse de la cuadrícula en la que muchos productores de trance están metidos. Una vez que concientizaron que este proyecto estaba listo para salir, fue como magia para los oídos de aquellos dispuestos a dejarse llevar por sonidos diferentes, por otro tipo de experimentación sonora. Y nada mejor para esto que Huminds.

El nombre parte de las palabras: ¨humans¨ y ¨minds¨ pero como les parecía cacofónico y muy largo, las unieron. El tema está relacionado a los humanoides y tiene un corte futurista. No por casualidad uno de sus tracks se llama Neurotransmiters. Al escucharlo podemos entender que es de carácter mucho más reflexivo que todo el trabajo anterior; incluso mezcla ambient y algo de chill out. Es una apertura a otras posibilidades sonoras, más oscuras, más eclécticas, más versátiles y experimentales.

Este nuevo reto aunado a las transiciones lentas, que usando las palabras de Leo Guerrero, ¨se hacen con algunos efectos que hay que saber dónde y cuándo utilizarlos¨, lo cual ¨es como escuchar el alma para saber dónde van¨, y la curva casi perfecta de sus sets, son el sello característico de Smokers Area & Guerrero.

¨Huminds nace de una necesidad de expandir la mente y de no cortarnos las alas. Descubrimos que había algo que necesitaba desplegarse¨

Para Huminds no quieren pensar en un sello en específico. No quieren cerrar el abanico de posibilidades que puede surgir de este proyecto, lo cual los ha llevado a pensar en la creación de un sello propio. Quizás ese sea uno de su planes a futuro. Por ahora seguirán expandiéndose y mejorando en todos los aspectos de su producción.

 

Steve Velez, fue un melómano desde pequeño. Su pasión por la música nunca se extinguió hasta que logró plasmar la propia, para él es un medio de liberación y lo ayuda a centrarse en el presente. ¨Poner mi mente en el presente es lo mas delicioso del mundo, más que cualquier cosa es el amor por la música¨, concluye. Por su parte, Leo Guerrero descubrió su pasión  a los ocho años cuando su padre le regaló un teclado. Estudio en el conservatorio de música de la Universidad de Antioquia, después estudió batería, piano e informática musical, lo que le dio las bases para producir; también estudió en DJ ZENTRAL. Ahora es docente en su propio estudio de producción: Unísono-MusicLab. Con la paciencia y la extraordinaria habilidad pedagógica que lo caracteriza, mantiene las puertas abiertas para todos los que quieran aprender sobre producción musical y DJing.